Image Alt

CLINICA DENTAL OTADUY | Clinica Dental en Vitoria

Foto de dientes con unos brackets.

Ortodoncia, algo más que una cuestión estética

¿Sabías que solo el 40% de los jóvenes de nuestro país (12-15 años) tiene una oclusión adecuada? La ortodoncia es concebida erróneamente como un tratamiento meramente estético, que ayuda a corregir la posición de los dientes. Sin embargo, una mala oclusión dental puede generar molestias en el resto del cuerpo: tensión en los músculos, síndrome de ATM, dolores en el cuello, hombros o espalda, entre otras afecciones.

Entre las razones o problemas orales más frecuentes, relacionados con ortodoncia, por los que se acude a la consulta del dentista son los siguientes:

  • Cuando los dientes son de un tamaño superior al de los maxilares, lo que produce que estos se apiñen.
  • Porque existe un diastema o espaciamiento entre dientes, debido a la ausencia de alguno de estos o porque no ocupan todo el espacio.
  • La línea imaginaria que divide en el centro a los dientes anteriores superiores no se alinea con la de los dientes inferiores.
  • No existe una mordida correcta, ya sea abierta o cruzada, o porque existe lo que se llama una sobremordida (los dientes anteriores superiores cubren casi por por completo las coronas de los dientes inferiores).

Ante alguno de estos problemas, desde Clínica Dental Otaduy, siempre recomendamos que se acuda a un dentista experto para que pueda valorar, de forma individualizada, el tratamiento ortodóncico que mejor se adecúe a las necesidades del paciente. Entre los distintos tratamientos existentes, destacan los siguientes:

  • Brackets metálicos: los brackets son el soporte que une el diente con el arco que ejercerá la fuerza necesaria para producir el movimiento del diente. Los brackets constan de una base que se une al diente, un vástago con una hendidura para que se introduzca el arco y unas ligaduras que agarran el arco.
  • Brackets de zafiro: estos están fabricados con materiales que no son metálicos, lo que aporta una mayor discreción. Concretamente, el zafiro es una piedra semipreciosa de gran dureza, que resulta transparente, por lo que se adapta al color del diente.
  • Brackets autoligables: a diferencia de los brackets convencionales, que necesita de gomas elásticas para fijar el arco, estos tienen una “pestaña” integrada en la estructura que lo sostiene.
  • Ortodoncia lingual: es una técnica que consiste en colocar los brackets en la cara interna de los dientes, de tal forma que resultan invisibles a la vista.
  • Ortodoncia invisible: este tipo de tratamiento consiste en la colocación de unas férulas transparentes y removibles, que se fabrican de manera personalizada para cada paciente.

Es fundamental huir de todos aquellos métodos milagro u ofrecidos a través de internet o las redes sociales, ya que todo los tratamiento ortodóncicos deben tener siempre una supervisión profesional.