Image Alt

CLINICA DENTAL OTADUY | Clinica Dental en Vitoria

La importancia de la masticación en la infancia

Una buena función masticatoria está íntimamente relacionada con una correcta salud oral. Si una persona comienza a sentir molestias, dolores, crujidos o ruidos en las articulaciones temporomandibulares es porque lleva mucho tiempo con problemas de oclusión dental. En esta línea, los niños deben agotar el tiempo máximo de amamantamiento, antes de iniciar una alimentación basada en sólidos para comenzar a desarrollar esta función masticatoria. La “dentición de leche” ­–es decir aquella que está formada por 20 piezas dentales y que precede a la dentición permanente– es fundamental para el desarrollo de las estructuras que alojarán los dientes definitivos.

¿Por qué es fundamental? Es importante que esta dentición inicial sufra una intensa masticación de alimentos duros, para que las estructuras se desarrollen fuertes y sólidas, por lo que los dientes definitivos podrán alojarse correctamente cuando tengan que llegar.

Existen métodos de rehabilitación neuro-oclusal, que buscan reequilibrar la boca para mantener una buena oclusión dental y función masticatoria. Estos tratamientos pueden iniciarse desde los 3-4 años, y pueden consistir en pequeños trucos para mejorar la masticación del niño.

Es importante entender la boca desde una perspectiva más global, y no solo limitarse a ver los dientes anteriores. La masticación es el factor más importante en el desarrollo de todas las estructuras que forman un sistema masticatorio que incluye no sólo los dientes, sino también todo el arco dentario globalmente, pero además los músculos, la lengua, los huesos maxilares, las articulaciones mandibulares.

En este punto, Los tratamientos de ortodoncia juegan un papel fundamental para lograr que la masticación sea correcta. Esta no solo debe velar por la parte estética, también persigue el objetivo de lograr una buena oclusión dental del niño.